Entradas populares

sábado, 23 de septiembre de 2017

Los ritos de la actual cultura alienada


Los ritos de la actual cultura alienada 


La cultura como manifestación del conocimiento común de un colectivo humano obtenido de la acción, del dinamismo vital y transformador del conjunto de sus individuos constituyentes, está en un continuo devenir a pesar de los deseos conservacionistas de algunos de sus miembros.

No es posible parar el flujo del contenido de la cultura como tampoco lo es detener el flujo de un rio hacia el mar. Se puede construir obstáculos, pero siempre encontrará el cómo alcanzar el mar de una u otra forma, no se puede parar el viento o evitar las mareas.

La Cultura como Amor

En este sentido la cultura cuenta con un constituyente esencial que es el amor. Sin amor por la vida, por lo constituyente del colectivo social (pequeño, grande o planetario), por el saber y por el progreso es impensable una cultura. Así la cultura forma parte íntima del sentido del yo de sus miembros constituyentes y canaliza sus necesidades, deseos, anhelos y motivaciones en todos sus ámbitos.

La política, la salud, la educación, las creencias y tantas cosas más están englobadas en el ámbito cultural. Es por ello que se puede decir que la cultura da significado y dirección a una sociedad. La manifestación cultural tiene componentes públicos y personales, unidos por un pegamento o consenso común de mutua pertenencia y relaciones dignas. Canaliza sentimientos compartidos apoyando unos y conteniendo o controlando otros. Tiene el relato de una historia que reúne a sus miembros constituyentes y desde este presente se proyecta a un futuro consecuente; actúa organizando y dando sentido al espacio y el tiempo del colectivo; promueve anhelos, deseos y motivaciones. Con todo ello trata de cohesionar y dar significado a la vida y convivencia de sus miembros y mediatiza sus modos de relación. Dentro de la cultura, con la finalidad de que todo lo dicho tenga cumplimiento, se realizan determinados rituales; son manifestaciones en las que se afirma el sentido de identidad personal y social. Así pues, los rituales conforman y vertebran la estructura social de una comunidad humana.

He dicho antes que en la esencia del contenido de una cultura está el Amor que es la sangre o savia que anima los actos de sus miembros y sus motivaciones hacia el conocimiento y progreso. Actualmente, con una historia que ya se remonta como mínimo al 11 S. del 2001 se está estableciendo un cambio de rituales que ahora se basan en el temor, la suspicacia hacia otras culturas con sus tradiciones religiosas y la exhortación al control y a la seguridad por imposición ¿necesaria? Que ha ido limitando cada vez más la libertad individual. 

Las estructuras de poder del colectivo social (legislativo, judicial y de seguridad -policial y militar) toman progresivamente mayor presencia y sus decisiones y actos pasan a formar parte del discurrir de la vida cotidiana. Con la globalización técnica y económica el sentido de formar parte de una gran civilización, es decir de una macro cultura polimorfa, se produce de forma automática e insidiosa. Ello es, sin duda, algo muy valioso para crear consciencia de pertenencia planetaria con su corresponsabilidad asociada; pero dentro de los rituales que se van creando cada vez más están nutridos del temor de unos a otros, del enfrentamiento contenido, de dolor y de suspicacias; y no de amor, compasión y respeto por las gentes y culturas diferentes en el planeta y por su diversidad de vida.

Rituales edificados en el temor que justifican la renuncia a la libertad, la entrega al control como mal necesario y que aglutinan a sus miembros en una solidaridad para consolar a las víctimas en sus diversos grados, a recordar a los bárbaramente asesinados y a la protesta por el desquicio de los opresores y terroristas con sus círculos de apoyo radicales. El dolor, la impotencia, la certeza de que cualquiera puede ser una posible víctima, el temor, la rabia contenida, se mezcla con la compasión por los actos de terrorismo y de opresión y el sentimiento de unidad y apoyo entre los participantes. Actos que se realizan con la supervisión y disponibilidad de lugares públicos (ubicaciones, medios técnicos) en tiempos que las estructuras de poder, en nombre de la democracia (municipio, comunidades, nación y naciones aliadas) proponen y promueven.

Momentos de abreacción y de catarsis como nuevas formas rituales de cultura. Muy lejos de su natural génesis basada en el amor, la fraternidad, la franqueza y la alegría de vivir y compartir. Basadas en las limitaciones por temor y seguridad y no en la expansión y altruismo. Prueba de ello es que en un mundo capaz de grandes logros técnicos y científicos aún no se ha querido invertir en el amor al prójimo acabando con la pobreza y miseria de una gran inmensidad de pobladores del planeta; que se concentra cada vez más y se potencia la riqueza y poder en unas pocas manos oligarcas y desde allí se mueve los hilos de millones de pobladores planetarios que cada día sufren y perecen en un silencio acordado mediático. Mientras el Amor no les alcance y los promueva en una igualdad, que significa que los que se vanaglorian de pudientes tengan que renunciar a sus posesiones para que una gran mayoría pueda ser igualada en recursos y dignidad. Mientras estos nobles sentimientos de compasión y amor no se vertebren en rituales significativos y den sus frutos, será imposible que se supere a los otros basados en el temor, dolor y suspicacia. Hay intereses comprometidos en fomentar rituales de “negación” y no de “afirmación vital”. Unas pocas fortunas y corporaciones están interesadas en apoyar e incluso indirectamente (a escondidas) financiar los conflictos entre naciones, culturas y religiones con fines egoístas. Sofisticadas inteligencias institucionalizadas al servicio de diseños estratégicos cuyo objetivo es afianzar su poder y control limitando o bloqueando la fraternidad y la confiada y apacible convivencia entre culturas y creencias religiosas o ideológicas diversas. Nuestro mundo es un engendro creado de la unión de un complejo juego de ajedrez y el juego del monopoly mundial en el que sus jugadores alientan sentimientos avaros, vanidades y soberbias en su gueto como si estuvieran en otro mundo, y los no pertenecientes a su “organismo corporativo” fueran simples fichas y piezas contingentes de su astuto e inhumano juego de celebración de autodefinida supremacía, ya se trate de individuos, de sociedades o de agrupaciones de naciones.



Nota: Este post hace referencia a conceptos elaborados en un anterior post editado en este mismo blog: "Cuando se distorsiona el Self" (07 de junio de 2015).
cepsiblog.blogspot.com.es/2015/06/cuando-se-distorsiona-el-self.html


Ernesto Cabeza Salamó

domingo, 11 de junio de 2017

Meditación mes de junio de 2017: "Círculo Interno"

Meditación mes de Junio de 2017
"Círculo Interior"

Fuente: Ontoenergética inspirada en Osho.

La consciencia comunmente fluye hacia fuera; la consciencia se dirige a ese sujeto-objeto. Es una energía psíquica que sale de ti dirigiéndose a lo que mira. Vamos  con esta meditación de hacerla retornar.

domingo, 19 de marzo de 2017

Psicoterapia bioenergética de pareja y psicosexual en CEPSI


ERNESTO CABEZA SALAMÓ

Psicólogo nª. 1856.
Psicoterapeuta Bioenergético.
Miembro de la S.E.T.B. Sociedad Española de Terapia Bioenergética.
Acreditado en F.E.A.P. Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas.
Plaça Montserrat Roig, 5. Baixos 1ª.
Telf.  93 386 31 12
08921 Santa Coloma de Gramenet.
celebrandoruedadegaia.blogspot.com   Cepsiblog.blogspot.com
También en Factbook.com/gaia.ruedadevida





Psicoterapia Bioenergética de pareja


Estar, compartir, vivir con otra persona, la pareja, significa aceptarle en su personalidad. No esperar nada, no exigir nada, no plantearse ninguna exigencia ni crearse expectativas. Cuando puedas conseguir esto, cuando puedas mirar a la pareja con aceptación, sin plantear demanda alguna, entonces es posible empezar a crear juntos algo muy bello y duradero.

Modalidad psicoterapéutica en la que se enfoca de forma sistemática el tratamiento específico de las dificultades relacionales generadoras de conflictos afectivos y sexuales en la pareja.

Se trabaja el origen caracterial que las sustenta. Se trata de liberar la autoexpresión de cada cual y de la propia pareja desmontando las corazas defensivas (limitadoras de autoconfianza y espontaneidad), comprendiendo su significado, su origen y efectos en el ahora.

Primeramente restablece la relación libre y espontanea y después afina la armonía y la sana evolución de la relación de la pareja.



Terapia Psicosexual bioenergética


La Terapia Psicosexual Bioenergética es una modalidad terapéutica específica para tratar las denominadas disfunciones sexuales masculinas y femeninas tales como: impotencia (disfunción eréctil), eyaculación precoz, eyaculación retardada, vaginisno (dolor en la penetración vaginal), anorgasmia, falta de deseo sexual, actitudes fóbicas (temor al contacto sexual) y secuelas de abusos sexuales históricos y/o actuales.

Esta modalidad enfoca de forma sistemática el tratamiento de las diversas dificultades o disfunciones en el desempeño sexual que da lugar a insatisfacción y sufrimiento individual y de pareja.

Se trabaja simultáneamente el origen caracterial que lo propicia y sustenta y la problemática con la que se manifiesta.


Preferiblemente el trabajo terapéutico se realiza en pareja, pero también puede realizarse de forma individual si actualmente no la hay.



sábado, 25 de febrero de 2017

Meditación Marzo 2017. "Mirar las cosas como son"


Meditación de Marzo de 2017

"Mirar las cosas como son"



Hay modos de mirar. Desde el Ego, desde la mente, y también desde el Ser. La mente gusta de analizar, relacionar, ver la utilidad de las cosas, etc. En el Ser todo adquiere su centro, es donde se organiza el Todo, donde se llega a la totalidad.



lunes, 6 de febrero de 2017

Práctica de ejercicios bioenergéticos en grupo

ERNESTO CABEZA SALAMÓ
Psicólogo nª. 1856.
Psicoterapeuta Bioenergético.
Miembro de la S.E.T.B. Sociedad Española de Terapia Bioenergética.
Acreditado en F.E.A.P. Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas.
Plaça Montserrat Roig, 5. Baixos 1ª.
Telf. 93 386 31 12
08921 Santa Coloma de Gramenet.
celebrandoruedadegaia.blogspot.com Cepsiblog.blogspot.com
También en Factbook.com/gaia.ruedadevida






Práctica de ejercicios bioenergéticos en grupo


La psicoterapia bioenergética aúna el cuerpo con la mente logrando la resolución de problemas emocionales, la adquisición de consciencia del potencial personal y el abrirse a la vida con placer y gozo.
Un principio de la bioenergética es que lo que sucede en tu mente refleja lo que está sucediendo en tu cuerpo y viceversa.
Bioenergética es también entender nuestra personalidad como una armonía de procesos energéticos (nuestra propia vida orgánica, su consciencia y los procesos de producción, gestión y descarga de energía en el ejercicio de vivir).
Es importante sentir la cantidad de energía disponible, cómo la utilizamos (favorablemente o no) y su expresividad.
Nos damos cuenta que el cuerpo se va haciendo más rígido, pierde sensibilidad y menos espontáneo. Nos hacemos cada vez más mentales distanciándonos de nuestros genuinos sentimientos, perdiendo la alegría de vivir y el ver la vida con asombro; así nos estancamos y malgastamos la salud física y emocional.
La práctica de ejercicios bioenergéticos produce: Tomar contacto con la vitalidad que disponemos, darnos cuenta de cómo la bloqueamos, de cómo se altera nuestra personalidad, de cómo enfermamos el cuerpo, de cómo nos alejamos del contacto con nuestro sentido existencial. Con estos ejercicios podemos recuperar vitalidad y obtener el poder de utilizarlas satisfactoriamente en nosotros y en nuestras relaciones.
Todos los martes no festivos a las 11.15H. En Cepsi. Duración 75 Minutos.

Precio: 7 sesión. 25 por un mes.